miércoles, 16 de octubre de 2013

Palacio Euskalduna de Congresos y de la Música

Antes de ser Palacio

Cuando hace ya 30 años, decidieron cerrar los míticos "Astilleros Euskalduna" como consecuencia  de la obligada reconversión del sector  naval  motivada por la anexión a la Unión Europea, yo era una niña y prácticamente no me enteré de lo que pasaba, sólo recuerdo muy vagamente, que algunas veces, yendo a Bilbao desde Getxo, El Puente de Deusto ( célebre puente que hasta hace no mucho tiempo se abría cada vez que llegaba un barco grande; los astilleros se encontraban junto a él) estaba cortado porque los trabajadores, lógicamente, lucharon con todas sus fuerzas por sus puestos de trabajo y los enfrentamientos fueron muy crudos.
No sabía yo entonces que aquel lugar que se cerró y que dió paso a la construcción y urbanización de algunos de los ya considerados "hitos" del Bilbao actual ( como el propio Palacio Euskalduna o el Paseo de Abandoibarra) , estuvo en su momento , íntimamente relacionado con mi familia.
Los años "lo curan todo" y aunque a todos los afectados ( alguno de ellos perdió incluso la vida) nadie les puede quitar el sufrimiento pasado, hace años que no quedan restos, al menos físicos (salvo la Grúa Karola, llamada así en honor a una chica que cruzaba la ría a diario en un gasolino para ir a trabajar y que era tan guapa que conseguía parar la producción de todo el astillero cada vez que pasaba; los diques secos y la caseta de bombas ) de aquello que fué.
Ahora nos resulta raro, pero la ciudad vivió durante mucho tiempo "de espaldas a la ría del Nervión"( al menos a lo que al ocio se refiere), auténtico eje de Bilbao, que tantas alegrías y algunas penas en forma de inundaciones, nos ha dado. 
Continuará........