viernes, 9 de agosto de 2013

De terrazas !!!! Disfrutando las Fiestas de San Sebastián

Donostia/ San Sebastián

Coincidiendo con el comienzo de la Semana Grande- Aste Nagusia de la ciudad, mañana mismo ( sábado 10 de Agosto) es el cañonazo de salida a más de 10 días de fiesta!!!, llegamos a Donosti.
La Bella Easo.
Me encanta pasear por sus calles plagadas de edificios señoriales, tiendas únicas como la Perfumería Benegas o la pastelería Otaegui y ante todo ese paisaje.... con las playas de Ondarreta, la famosísima de la Concha y la Zurriola, simpre llena de surfers. Ante ellas, sus terrazas contemplándolas como la del Branka; la de el café de la concha; la de el hotel Londres en pleno paseo y muy cerca del entrañable "tiovivo" de época, o la de el "Ni Neu" en el Kursaal; me podría pasar horas y horas  mirando el mar, me relaja, me entretiene, me parece un auténtico privilegio tenerlo tan cerca y poder disfrutar de él. Si bien por aquí la temperatura del agua suele ser más bien fresquita, cuando uno entra y pasa la fase de adaptación, es algo así como estar en el paraiso.
Las playas, miran a la Isla de Santa Catalina unida a la ciudad por barca durante la época estival.Una excursión casera, de las buenas y sencillas, que podemos hacer sin esfuerzo.
Como las jornadas de sol y mar sabemos bien que abren el apetito, que mejor que dejarnos caer por la tarde-noche por la "parte vieja" a tomar unos pintxos de esos que quitan el sentido????.
Me encantan los de el Goiz Argi ( C) Fermin Calbetón) brochetas de gamba, pimientos rellenos, croquetas.... ; los de El Martínez  ( c) 31 de Agosto) muy recomendables los pintxos de croquetas el puding de calabacín y cómo no, ir al Ganbara ( C) San Jerónimo)  donde las setas y el pintxo de jamoncito bueno con el croissant crujiente recién horneado y calentito.... están  muy ricos.
Luego me gusta sentarme en una terraza del cercano Boulevard a ojear un poco los distintos "modelos", normalmente bien conjuntados, que pasan sin cesar.
Para quedarme me gusta estar cerca de Ondarreta, por ejemplo en el hotel San Sebastián  que están bien tanto para verano como para invierno, rodeados de palacetes impresionantes y cerca del "Peine de los vientos".Se puede desayunar o comer en el mismo hotel que tiene una cafeteria muy agradable o cruzando la calle en el  bar "Pepe".
Qué más se puede pedir a la vida??? bueno siempre hay algo, pero no está nada mal!!!